Día nítido.

Tu olor hace que me pique la nariz,
así como pa’ pegarme un sendo saque en tu cuello,
eh’ como si anduviera con un resfriao’-boliviano.

Está too’ nítido ese olor, se cacha que no está pa’ na’ patiao,
la pulenta, la wea no me da pa’ su linea, sólo pa’ sus puntazos no má’,
y lo mejor es que después de todo, no me duele la guata.